Apology (que bajen tus labios y me callen)

14Oct10

Tienes que entender que este amor no deseado, este deseo no correspondido, es un gran regalo que te hacen. No lo menosprecies simplemente por no serte útil. Los deseos ocultos son el motor de la vida.

En este estado de latencia y canciones en bucle, juego al escondite del silencio. Me refugio en historias ajenas, detalles, preocupaciones e ilusiones estúpidas. Vivo entre tiempos condicionales y puntos suspensivos (como en una calma que espera siempre una tormenta, pero que no llega). Escribo mensajes que sé no dejarán de ser borradores, empiezo historias que sé no pasarán del primer acto. Me dibujo y desdibujo y no guardo los cambios.

Existo por qué no sé hacer otra cosa. Espero impaciente; paso la página, subo el volumen. No soy capaz de moverme. Me paraliza el miedo. Me aterroriza la indecisión. Seguramente me guste demasiado el segundo plano, me pierda en la subtrama. Lo más probable es que la heroína de esta historia tenga mucho de actriz de secundaria (bah, mi vida la escribió un guionista sin ideas y poco presupuesto). El público pide a gritos un punto de giro, una evolución en el personaje. Pero nada, estoy muy ocupada escondiéndome del mundo.

Anuncios


One Response to “Apology (que bajen tus labios y me callen)”

  1. 1 pep cruells

    Bueno, querida señorita, escribes muy bien. Ninguno de tus posts me ha dejado indiferente. No te alejes del teclado, prego. Es tan fácil no hacer nada como difícil soportarlo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: