No podemos jurar que no nos advirtieron.

07Jul10

En la vida, llega un momento en el que te conviertes en adulto. Tienes edad para votar, para beber y para otras cosas de adultos. De pronto esperan que seas responsable. “Sé adulto”. Crecemos. Nos hacemos mayores.

Pero, ¿alguna vez somos adultos del todo? En ciertos aspectos crecemos. Creamos una familia. Nos casamos. Nos divorciamos. En general seguimos con los mismos problemas que cuando teníamos 15 años. Por mucho que crezcamos y nos hagamos mayores, seguimos tropezando. Siempre dudando. Eternamente jóvenes…

El otro día, me prometí a mí misma que nunca me convertiría en una analfabeta tecnológica, que costase lo que costase siempre me mantendría al día en gadgets, redes y nuevas tecnologías. Entonces recordé que cuando tenía 6 años me prometí a mí misma no tomar nunca el sol en la toalla y pasarme todas las tardes en la piscina, dentro del agua. Y hoy no he sido capaz, a los diez minutos, me he aburrido y me tumbado al sol.

Anuncios


No Responses Yet to “No podemos jurar que no nos advirtieron.”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: