GrowGrowGrow

07Feb09

Sometimes an on-off switch would sure come in handy.

Se ha escrito lo inimaginable sobre el paso a la madurez. Coming of age, lo llaman los anglosajones. A los protagonistas de estas novelas (y también películas) les pasan cosas terroríficas -pobre Carrie White-, fantásticas o simplemente increíbles para justificar su madurez final…

Pero a mí sólo me pasó una cosa. Y no hablo del paso de la adolescencia a la adultez, porque es evidente que me falta mucho para eso…, si no más bien del paso de la niñez pura a la niñez tardía… y finalmente, a la adolescencia: Vi una película.

Tenía 8 años. Había ido con mi padre a alquilar unos vídeos y los vi: Claire Danes y Leo DiCaprio, unas alas blancas y un arma. La alquilé y creo que fue de las primeras películas que cogí de la sección de adultos por voluntad propia. Mis padres no quisieron verla –cursiladas– así que me fui a ponerla en su cuarto. La tele pequeña, la cama enorme. Dos horas después mi inocencia había desaparecido.

Hay que especificar que mi conocimiento en 1998 sobre la literatura Shakespeariana era nulo (cosas de nuestro sistema educativo).  Hay que especificar también que todas las películas que había visto hasta ese momento tenían finales de lo más hollywoodienses. Decir además que todos los libros que habían pasado por mis manos hasta ese momento eran cosas como El Barco de VaporTucán, Disney, Cuentos selectos.  Y los dos morían. Los dos. Después de todo aquel sufrimiento, el resultado era de lo más catastrófico. Escandalizada, alarmada, indignadísima, incrédula, decepcionada y furiosa corrí a contárselo a mis padres:

«¡¡MAMÁ!! No me lo puedo creer. Son idiotas… ¡al final se mueren los dos!»

Y mi sorpresa fue todavía mayor. Ambos se rieron y actuaron con la mayor naturalidad («¡AH! ¿Pero no lo sabías? La obra de Shakespeare es así…, los amantes malditos»). Pensé que el señor ése era un idiota y que yo tenía que hacer algo para cambiar ese final tan estúpido. Seguro que había una segunda parte… porque sino, ¿quién iba a querer ver una película que acaba mal? Menuda tontería.

Desde entonces, odio los finales felices. No pasan a la historia.

Anuncios


One Response to “GrowGrowGrow”

  1. Felicidades!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: