Kinda Fantastic

09Sep08

No tengo ni idea de qué va a tratar esta entrada

Debería seguir el ejemplo de mi amigo Víctor y hablar de cosas con sentido -o por lo menos preparar algún tema- y abandonar el tono meloso/infantil que caracteriza este blog desde sus inicios… Pero me gusta tener un espacio libre en la red donde poder ser ególatra y desahogarme sin demasiados tapujos. De todas formas, mi vida no es muy interesante, por lo que no tengo eventos sociales/culturales que discutir aquí.

He descartado la idea de ser Vlogger

Creo que ya hablé de sexo anteriormente, pero es que hoy estoy especialmente salida afectada por un “debate” emitido ayer noche en una cadena sensacionalista con extraños índices de audiencia (salvados por Los Simpson) también conocida como Antena 3. No es programa para viejos se presenta como un espacio de debate entre jóvenes, adultos, educadores y padres sobre temas que conciernen a los adolescentes de este país (bueno, a UN SECTOR  de los adolescentes de este país). Emitido tras una serie de gran éxito nacional (prueba de la gilipollez que sufren mis congéneres) ayer lunes, bajo la moderación de Patricia Gaztañaga, “debatieron”  -aquéllo era más bien una jauría, la gente bailaba, gritaba, parecía que sólo los adultos pueden sentarse, se utilizaba vocabulario vulgar-  la concepción del sexo entre los jóvenes.

Y qué mal hemos quedado. Una tía de 23 años -supongo que del Opus- defendía la flor de su virginidad, jactándose de ser la única madura del plató. Otra de 22, que había perdido la virginidad a los 14 porque “se la quitaron” gritaba a pleno pulmón que había sufrido dos abortos y que practicaba sexo sin protección, que era bisexual y no sé qué mas. Un impresentable que la perdió a los 12 demostró ser un completo cateto e hizo el ridículo más espantoso. En todo el programa sólo una chica parecía ser normal, una que se acostó por primera vez con su novio a los 20 y que mantiene con él relaciones seguras… pero por eso no le hicieron ni p*** caso.

Y la culpa, de quién es? En esos programillas VENDEN UNA IMAGEN FALSA DE CÓMO SOMOS LOS JÓVENES provocando preocupaciones innecesarias en los adultos y una desconfianza tremenda en nuestra generación, la generación Einstein. Me pregunto por qué no entrevistan al adolescente medio, el que estudia y sale a tomar algo con los amigos, tiene alguna pasión y sí, puede que pille alguna borrachera, pero ¿qué adulto no lo hace?

Anuncios


No Responses Yet to “Kinda Fantastic”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: