Freak of the week.

11Abr08

I will remember your name.

Hay personas que entran en tu vida para quedarse. Otras entran, dejan huella y se van. Otras entran, hacen daño, y las echas o te echan. Otras no llegan a entrar. A veces, otras entran despacito y sin avisar, y ya nunca se van.

Hace unos días una persona TIPO 2 se ha ido. Se ha ido para no volver. Hacía tiempo que se estaba yendo, pero le habíamos puesto remedio: algo de típex, una tirita, un poco de celo… Cualquier cosa valía, hasta ahora. Pero hemos llegado a ese punto sin retorno, en el que el “adiós” es inminente.

No es el momento de echarnos cosas en cara. No es el momento de sacar a la luz viejos rencores. No es el momento de recordar el daño que nos hemos hecho. No es el momento de rememorar tiempos pasados poco agradables. No es el momento de volver revivir situaciones que nunca deberían haber sucedido. Porque ahora, después de tanto tiempo, estamos por encima de lo bueno y lo malo. Ya no somos nosotras, ahora somos tú y yo.

Siempre recordaré la escapada a Barcelona: dos días fugaces pero inolvidables. Siempre recordaré los mensajes por debajo de la mesa para que ellas no supieran lo que estábamos pensando. Siempre recordaré las llamadas nocturnas, los e-mails de cuando estaba en USA. Siempre recordaré las cartitas de 2º de la ESO. Siempre recordaré los domingos por la tarde en tu casa. Siempre recordaré las pelis que nunca terminamos de ver. Siempre recodaré los galletones. Siempre recordaré tus regalos frustrados. Siempre recordaré nuestra pelea el lunes por la tarde y las terceras personas. Siempre recordaré lo que significa tener una amiga en clase de Gimnasia. Siempre recordaré el trabajo de Simone de Beauvoir. Y todas las mañanas, en la esquina de la aduana. Y yo cantando por la calle. Y tu mirada de “oh, dios, no, Caroliiiiiiina“. Y todas las lágrimas. Y los disfraces de comadres (cuánto chantaje). Y las “clases” de guitarra. Y las tardes en las mesas grandes del Lusco (Nestea y CocaCola). Y nuestras peleas musicales. Mis lecciones sobre todo y sobre nada. El silencio sostenido cuando tú y yo sabíamos algo que las demás no sabían. La caja Carolina. Las fotos con cara de “Iris”. Iris y Carolina luchando contra el mundo. Los celos infundados. La doble personalidad. Tus cumpleaños, siempre iguales. Todos los apuntes que te dejé. La rebeldía.

Y cientos de cosas más, cosas que estarán para siempre dentro de mí.

Quiero que seas feliz. Quiero que seas inmensamente feliz. Pero sabes que pase lo que pase, siempre podrás marcar el 647 y yo te contesaré, Samicariño.

Anuncios


No Responses Yet to “Freak of the week.”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: